lunes, 8 de diciembre de 2014

CIRCUITO MULTIPLICADOR DE VOLTAJE

A lo largo del siglo XX se desarrollaron diversas máquinas y circuitos para obtener altos voltajes de corriente continua. Entre ellos están los generadores Van del Graaf, los carretes de Rumkoff y otros como los multiplicadores de voltaje a partir de una corriente alterna de alta tensión.

De manera casi unánime, para obtener tensiones muy altas se recurre a circuitos multiplicadores de voltaje mediante redes de condensadores y diodos ya que resulta bastante complicado o no conveniente pasar directamente de tensiones de decenas de voltios a decenas de miles. Para alimentar los tubos de rayos catódicos en los televisores se emplean tensiones del orden de los 25 kV que se obtienen triplicando la salida del transformador.

Cuando se trabaja con voltajes superiores a los 10 KV, las posibilidades de chispas, fugas coronas y otros efectos de alta tensión son el mayor problema a resolver por el constructor de estos aparatos. Por ello en los circuitos multiplicadores comerciales los componentes del multiplicador y los cables de entrada y salida suelen estar muy bien aislados con gruesas capas de silicona.

Empleando la técnica adecuada se han logrado construir varios circuitos multiplicadores que han alcanzado el espantoso voltaje de más de 300.000 voltios, con chispas de más de 40 cm de longitud.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario