martes, 18 de noviembre de 2014

PASOS PARA CAMBIAR UNA LAMPARA DE LUZ

Sea cual sea el caso, antes de comprar una lámpara para reemplazar otra que se haya quemado nos podemos encontrar con: Lámparas incandescentes estándar, con una duración aproximada de 1.000 horas Modernas lámparas de bajo consumo "ecológicas", cuya duración promedia unas 8.000 horas y consumen mucha menos electricidad.

Por lo general la segunda opción es la más conveniente ya que el ahorro de consumo eléctrico es un tema de conversación en todos los hogares, además de beneficiar al medio ambiente. De todos modos, las lámparas clásicas son mucho más económicas a la hora de comprarlas, por lo que el uso que se le dará será un aspecto importante a la hora de elegir que opción tomar.

También tenemos que tener en cuenta la iluminación que vamos a necesitar en la habitación donde pondremos la lámpara nueva. Por lo que no solo nos fijaremos en la potencia, sino en el color, la intensidad, la decoración del lugar, etc. Los colores pueden variar de cálidos (luz amarilla) a más fríos (luz blanca), y también a mayor cantidad de watts mayor intensidad de luz.

Una vez seleccionada la lamparita, pasamos ahora a cambiarla.

Desconectar la corriente eléctrica. Antes de manipular cualquier elemento de electricidad del hogar, se debe desconectar previamente el interruptor automático correspondiente, para impedir el paso de la corriente y evitar descargas eléctricas que podrían provocar una tragedia.

Retirar la lámpara deteriorada. Antes de manipular la lámpara, hay que asegurarse de que ésta ya este fría, ya que las lámparas encendidas alcanzan temperaturas muy elevadas, en especial las clásicas donde el 90% de la electricidad que utilizan la transforman en calor. Dejándolas enfriar unos minutos evitaremos así quemaduras muy dolorosas.

Colocar la nueva lámpara. Posteriormente, debemos tomar la lámpara por el bulbo, jamás por la parte metálica, e introducirla en el portalámparas, girando por la rosca y asegurándonos que quede firmemente insertada en su sitio.

Revisar la instalación. Por último, debemos revisar que la instalación (cables, portalámparas) estén en correcto estado, y sustituirlos en caso de que existan daños. También hay que evitar que entren en contacto con cortinas o pantallas, ya que el calor puede encenderlas y provocar un incendio.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario