martes, 11 de noviembre de 2014

CONSEJOS PARA CUIDAR Y MANTENER LA INSTALACION ELECTRICA DE NUESTRO HOGAR

La instalación eléctrica de nuestro hogar debe mantenerse en perfectas condiciones, no solo para proteger y alargar la vida útil de todos nuestros aparatos eléctricos, sino lo que es más importante, para la seguridad de nuestra familia.

Si sabemos que la instalación es demasiado vieja, lo mejor es invertir un poco de dinero y cambiarla por una nueva. Muchos de los aparatos de refrigeración o calefacción consumen bastante energía y con una instalación vieja, pueden ocasionarse graves daños e incluso provocar incendios por recalentamiento.

Si hay que realizar alguna reparación o ampliación, lo mejor es utilizar cables nuevos y adecuados para el tipo de uso que le vamos a dar. Si notamos conexiones en mal estado, no tenemos que esperar a que se rompan del todo. Estas conexiones son ideales para quemar aparatos eléctricos y para provocar principios de incendios. Evita accidentes a tiempo, reemplazando todos los tomacorriente y apagadores que no se encuentren en buenas condiciones.

Si se ha quemado algún fusible de una fase, comprueba si no hay algún cortocircuito antes de volver a instalar uno nuevo. Si vas a cambiar un fusible quemado, hazlo por uno nuevo, no utilice uno viejo aunque creas que se encuentra en buen estado.

Si vas a realizar una reparación en la instalación eléctrica, antes de comenzar recuerda siempre cortar la luz por medio del interruptor general. Enchufa y desenchufa todos los aparatos tomando el enchufe con la mano y jamás tirando del cable. Las herramientas que vayas a utilizar para realizar una reparación en cualquier instalación eléctrica deben estar debidamente aisladas, de lo contrario corres el riesgo de recibir una descarga eléctrica. Ante cualquier duda o si no cuentas con las herramientas apropiadas, lo mejor es acudir a un profesional.

Jamás manipules ningún artefacto o instalación eléctrica si estás húmedo o descalzo. No enchufes varios aparatos en un solo tomacorrientes, puedes provocar una sobrecarga y quemar la instalación o algunos de los aparatos conectados y provocar un incendio...

Si algún aparato eléctrico se incendia no intentes apagar el fuego con agua, desconecta la electricidad a través del interruptor general.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario